COMISIÓN ÉTNICA

COMISIÓN ÉTNICA

comision-etnica

 

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y el Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano (CONPA), de cara a la participación en el proceso de negociación de paz en La Habana (Cuba) y luego de una reflexión interna del movimiento organizativo; acordaron posicionar una instancia étnica denominada “Comisión Étnica para la Paz y la Defensa de los Derechos Territoriales”; conformada por autoridades de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes; para salvaguardar los derechos territoriales y colectivos de las poblaciones étnicas; en el proceso de negociación e implementación de los acuerdos.

En el marco de la negociación para la terminación del conflicto armado entre el Gobierno Nacional y la insurgencia de las FARC, y posible acuerdo con el ELN; se requieren mecanismos especiales, proporcionales y diferenciales de participación que den cuenta de las realidades de nuestros pueblos. La Comisión es la instancia nacional, autónoma, plural, decisoria, participativa, permanente y de autorepresentación; de los pueblos y organizaciones indígenas y afrodescendientes que trabajan por la construcción de la Paz.

Como conjunto de autoridades y organizaciones étnicas reivindicamos nuestros derechos a la identidad, autonomía, participación política y territorialidad; en el ejercicio de la construcción de la paz; nuestra perspectiva democrática rechaza la segregación social y racial, así como las concepciones de homogeneidad de la sociedad colombiana.

Principios de la Comision Étnica

La Comisión asume como principios la paridad y la complementariedad entre hombres y mujeres; al tiempo que reivindica el carácter multicultural para la resolución de los conflictos entre los pueblos y comunidades organizadas; mediante sus propias instituciones en los ámbitos regionales y locales.

Esta Comisión, en la que convergen la ONIC, el CONPA y organizaciones afrodescendientes; se moviliza proponiendo espacios de deliberación y reflexión sobre el impacto que pueden tener los Acuerdos de Paz en las territorialidades de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes; es el vínculo constitutivo de aquellos y aquellas que hemos sufrido procesos sistemáticos de victimización durante la historia de la Nación, y el posterior conflicto armado en Colombia durante los recientes 60 años.

Durante este desarrollo conflictivo, no sólo hemos resistido el escenario de etnocidio y exterminio físico, cultural y espiritual; sino que hemos sido símbolo de esperanza, promotores de la conservación del territorio, y fundamentalmente, auspiciamos el mantenimiento de la llama de la paz en los ámbitos territoriales.

Seguiremos como pueblos siendo coequiperos en conservar y mantener abiertas las ventanas de la paz; esta Comisión comprende la reparación colectiva de los pueblos como el principal sentido político de la movilización hacia la conquista de garantías para el ejercicio de derechos en equidad, y la aplicación proporcional de mecanismos políticos conforme a la realidad social y territorial.

La llave de la paz es también instrumento de nuestra seguridad territorial; la Madre Tierra como víctima exhorta al diálogo intercultural como camino para enriquecer y garantizar los acuerdos y su implementación. Por lo tanto, la Comisión desde ya asume las siguientes acciones: – Incidencia Internacional. Visitar a Washington D.C. para dialogar con Congresistas, Administración del Presidente Obama, Sociedad Civil y organismos internacional. – La Comisión conformará una delegación para viajar a La Habana Cuba, para reunirse con las partes. – La Comisión dialogara con los demás espacios de construcción de paz existentes en el país. La Comisión está abierta a las demás organizaciones nacionales y regionales de nuestros pueblos, que comparten los principios, objetivos, procedimientos y criterios, decidan se parte de este accionar.